Alfredoblog

Alfredoblog

Reflexiones sobre educación, deporte, motivación...

www.alfredorientacion.com

alfredo@alfredorientacion.com

El crédito

CosasQueHacemosLosEntrenadoresPostado por Alfredo vie, diciembre 13, 2013 20:16:54

Vamos a partir una premisa: los entrenadores somos “raros”, pero no tontos.

Muchas veces no nos ponemos de acuerdo ni entre nosotros, y cuando vemos lo que hace otro compañero no entendemos muy bien lo que hace, ¿o si?

Seguro que en muchas ocasiones hemos oído el típico comentario “es que a tal jugador no le pasa una y al otro le permite de todo”. Tras esta frase, en no pocas ocasiones hay algún comentario en el que se hace referencia a que es un jugador veterano, familia de la directiva o del patrocinador, el entrenador tiene miedo, etc.

Vamos a añadir otro argumento a la premisa “los entrenadores somos raros, pero no tontos y a ninguno nos gusta perder”, con lo que vamos a poner todos los medios a nuestro alcance para conseguir la victoria. Aclaremos que estoy hablando de equipos senior de competición, no de formación, donde pueden entrar más variables.

Hay un dato que se olvida en muchas ocasiones, el entrenador es el que tiene toda la información sobre todo lo que rodea al equipo. Son muchas variables: Cómo han entrenado unos y otros, pero no sólo eso, quién ha estado enfermo, quién tiene molestias físicas, la fuerza mental que tienen unos jugadores y otros, y un sinfín de variables más que pueden influir en el rendimiento de los deportistas y configuran el ¿cómo están en el momento de la competición?

Si el público conociera todas esas variables, seguramente, vería que los entrenadores no somos gente tan rara.

El “crédito” que tienen unos jugadores u otros no es algo gratuito, es algo que el deportista se va ganando, o perdiendo, y está conformado por las variables que afectan al momento de una competición determinada, unido al histórico que tiene con su entrenador en competición.

Dicho de otra manera, los entrenadores sabemos qué jugadores suelen responder bien ante momentos difíciles y a los que les cuesta más afrontar esas situaciones y como es lógico daremos más margen de error a los primeros. Alguna vez podemos fallar, pero a la larga sabemos que lo normal es que acertemos y el equipo salga beneficiado. Estos jugadores suelen tener unas características comunes, como son: capacidad de esfuerzo, sacrificio, lucha hasta el último momento de la competición y en definitiva, fe en si mismos y en su equipo. Eso no garantiza la victoria, pero, en caso de derrota, permite irse con la cabeza alta a casa tras haberlo dado todo.

Un ejemplo es el portero en balonmano, en las ocasiones en las que el entrenador tiene más confianza en un portero que en otro, se la va a jugar con el portero en el que confía en los momentos críticos, salvo que al entrar el suplente tenga una actuación espectacular. ¿Por qué? Porque sabemos que aunque no haya estado fino es fácil que pare “la de ganar” como se suele decir en el argot balonmanístico.

Hay una cosa que distingue a los jugadores de los entrenadores. Aunque son los menos, hay algún jugador en el que su ego puede estar satisfecho con una buena actuación personal, a pesar de la derrota del equipo. Por el contrario, para el entrenador no hay posibilidad de gloria individual si no hay éxito colectivo. Esto hace que el entrenador piense siempre en lo más beneficioso para el colectivo, mientras que hay jugadores para los que primero está el yo y luego el equipo.

En resumen, creo que los entrenadores somos mucho más lógicos de lo que pudiera parecer y ese “crédito”, que en muchas ocasiones no se entiende desde la grada, suele ser algo ganado o perdido por los jugadores con sus actuaciones y actitudes.

Hay ocasiones en las que sabemos que si tenemos alguna posibilidad de ganar el partido va a ser con unos jugadores determinados, que sin ellos en el terreno de juego nuestras posibilidades de victoria se reducen de una manera considerable.



  • Comentarios(0)//blog.alfredorientacion.com/#post7