Alfredoblog

Alfredoblog

Reflexiones sobre educación, deporte, motivación...

www.alfredorientacion.com

alfredo@alfredorientacion.com

El niño gordito

Educación y DeportePostado por Alfredo mar, noviembre 19, 2013 14:19:54

En línea con la anterior publicación “Siempre con los que aprenden” voy a explicar otro de los principios básicos de compromiso que el docente debe tener con sus alumnos.

Es autobiográfico, no lo puedo negar, con 8 años era el más alto y uno de los más gorditos de la clase. Con esa edad y durante la práctica totalidad de mi formación hasta los 17 años la Educación Física se reducía a condición física (fuerza, resistencia, flexibilidad y velocidad). De la Educación Física de Base y las habilidades motrices básicas (desplazamientos, saltos, giros, lanzamientos y recepciones) en mi colegio no habían oído hablar. Curiosamente mis entrenadores, de baloncesto primero y balonmano después, si que tenían un conocimiento mucho más adecuado para poder conseguir un buen desarrollo motriz.

Con 8 años nuestra clase de Educación Física se reducía a condición física y con suerte algún día nos dejaban un balón para poder jugar un partido de fútbol o baloncesto.

Una cosa que me quedó grabada en la memoria fue un día que con 8 años nos pusieron a correr, no tardé en cansarme y me tuve que parar, mi corazón no era capaz de bombear más rápido para conseguir que las piernas se movieran. En ese momento llegó mi querido profesor y no se le ocurrió mejor idea que darme una patada en el culo. No puedo decir que fuera dolorosa, pero si humillante, yo estaba dando todo lo que tenía, pero eso no era suficiente por lo que se ve.

Esta vivencia me hizo tener muy claro que un buen docente, aparte de preocuparse por tener la mejor formación posible para no hacer brutalidades como las que hacían con nosotros, debe tener en cuenta la individualidad de cada persona, siendo sensible a las diferencias. En muchas ocasiones no hay nada más injusto que “café para todos”. Por otro lado, y como conclusión final, debemos tener muy claro que no debemos exigir nunca a nadie más de lo que puede dar.

Por suerte, a pesar de machacarnos sistemáticamente con la condición física, no consiguieron que perdiera interés por el mundo del deporte llegando a ser profesional del mismo como técnico.



  • Comentarios(2)//blog.alfredorientacion.com/#post3